skip to Main Content

Diseño de oficinas y Covid: despachos de la era post Coronavirus

Diseño De Oficinas Y Covid: Despachos De La Era Post Coronavirus

Diseño de oficinas y Covid: dos de los conceptos que más unión han forjado estos últimos meses, con un papel bastante protagonista en el cambio de las tendencias de diseño de interiores. Principalmente el distanciamiento social y el límite de aforo, han provocado una redistribución total en los espacios de trabajo donde no solo entra en juego la búsqueda de lugares más amplios basados en el interiorismo , si no que también ha calado en el diseño de mobiliario y la decoración. El objetivo, la reactivación pronta de la economía, volver a la actividad laboral cuanto antes y con las mayores garantías posibles de seguridad.

Si pensamos en la manera en la que trabajábamos antes, seguramente nos venga a la mente un espacio no excesivamente grande con muchas personas, donde incluso solíamos compartir mesa -y sin mascarilla, por supuesto-. Esos tiempos y conceptos, son ya historia. 

¿Cómo afecta el binomio diseño de oficinas y Coronavirus en nuestra casa?

Entre las consecuencias de la pandemia global hay una cosa clara: ahora trabajamos más desde casa, por lo que el diseño del espacio que habilitamos para trabajar cobra protagonismo. 

 Según medios nacionales, la cantidad de personas que trabajan desde casa , aumentó en más de un 200% en 2020. Cifra más que significativa para explicar que ahora, cuando nos planteamos hacer un proyecto de reforma en casa, cuidamos con mimo nuestro lugar de trabajo. 

En casa o en la oficina, está claro que la pandemia ha traído consigo un cambio para siempre en la forma en la que veníamos trabajando hasta ahora. En materia de diseño de espacios de trabajo, oficinas y Covid-19, ¿Cuáles son las claves de los nuevos espacios de trabajo?

Te mostramos algunas claves para este regreso a la oficina :

Reorganización de espacios

Es la clave en torno a la que todo gira. Garantizar la seguridad en nuestro espacio de trabajo es el objetivo, y guardar 2 metros de distancia entre trabajadores y lograr una menor densidad es lo que más favorece en este sentido. 

Las oficinas ‘open space’ postulaban a ser las creadoras de espacios colaborativos donde todos los trabajadores estuvieran en contacto para favorecer el flujo de ideas y las relaciones. Ahora las empresas van a tener que sacrificar parte de los beneficios de este modelo de trabajo para apostar por la seguridad poniendo ciertas ‘barreras físicas’ entre trabajadores. 

Evitar las posiciones cara a cara o la introducción de elementos separadores móviles o estáticos son las dos modificaciones principales es este área.

Las salas de formación y de reuniones también se ven afectadas por esta necesidad de reconfigurar la distribución de los espacios. Ahora, serán más pequeñas siempre y cuando se respete la distancia entre los presentes- y cobrará más protagonismo el apoyo en elementos tecnológicos que favorezcan la conexión con otros trabajadores que estén en casa. 

 

Oficinas flexibles 

Lo que estaba empezando a implementarse poco a poco, la pandemia global ha hecho que aterrice instantáneamente. Así como lo han hecho los puestos de trabajo, las oficinas han tenido que aprender a ser flexibles. Los trabajadores han pasado a practicar la itinerancia y el trabajo se está convirtiendo en híbrido remoto/presencial. 

Los expertos hablan de la ruptura de la propiedad individual laboral para empezar a trabajar en espacios colaborativos y orientados al bienestar.

Mamparas móviles y muebles en bloque hacen posible esta realidad de oficina en ‘constante transformación’ según las necesidades de cada momento. 

Oficinas inteligentes

Los expertos apuntan a un proceso de conversión de las oficinas para evitar el mayor número de contacto con elementos posible. 

Las casas inteligentes fueron tendencia en 2020, haciendo posible que cada vez más elementos de nuestro hogar puedan ser manejados a través de nuestro smartphone.

En materia de oficinas y Covid-19 esto supone un gran paso hacia la seguridad. La transformación tecnológica  de ciertos gestos rutinarios como abrir puertas, cajones, o el simple hecho de pulsar el botón del ascensor, evitará el contacto masivo con elementos; se consigue así una reducción considerable en cuanto a posibilidades de contagios. 

Opción eficaz, aunque supone una inversión importante. 

 

 Uso de materiales antibacterianos en el diseño de oficinas y Covid

Se ha demostrado que, como ocurre con otras enfermedades infecciosas, el Covid sobrevive un tiempo en superficies. En la nueva era del diseño poscoronavirus, el uso de materiales que favorezcan la higiene será clave. Elementos como las telas antibacterianas o el poliuretano, más comunes en ambientes hospitalarios y que dan la sensación de repeler la suciedad, pasarán a oficinas y zonas de mucho tránsito para favorecer su desinfección y disminuir los contagios.

El diseño de oficinas y el Covid no es el único binomio que ha transformado nuestra realidad en materia de arquitectura interior. El futuro del diseño de interiores está cambiando frente al Covid,  como demuestra el protagonismo que está cobrando la vivienda unifamiliar

Back To Top
0

Tu carrito